no-hay-mal.jpg

Me  he despertado pronto como últimamente, voy al baño cambio el bote del drenaje (había 90 cc otra vez), me tomo la medicación, se va Israel a trabajar, vuelvo al baño para curarme las cicatrices y……..auuuuu, me engancho el tubo del drenaje en el mueble de la tele y de repente oigo pssssssssss….. el drenaje había perdido el vacío………..mierda, lo reviso, me miro en el espejo y todas las conexiones seguían en su sitio, lo único que del tirón lo debía haber sacado de la herida.

Llamo a mi mitad (Sara C) y le digo que mandare a alguien al Fremap para que recoja otro bote que si tenga vacío e intentar arreglar la liada, mientras localizo a uno de mis chicos (mi amor, mi padre o mi hermano), viene Sara R. a tomar café, con un montón de croisants riquísimos, le cuento mi odisea y nos ponemos un cafecito mientras mi padre (le ha tocado a él, ir de mensajero…jeje, gracias papi) me traía el otro bote.

Llega mi padre y la conexión no era la misma, cuando yo deje de trabajar (allá para febrero) los recipientes eran iguales que el que yo llevaba puesto…….pero en este tiempo han cambiado y he tenido que cambiar el tubo completo, mi padre alucinaba, yo cambiando conexiones, Sara R. curándome la entrada que sangraba…. a el le parecía todo un mundo y nosotras tan tranquilas tocando, drenaje, sangre, gasas…. (es lo que tiene ser todas enfermeras,jajaja).

Cuando por fin hemos logrado recomponerlo al conectarlo……pssssssssss, se ha ido el vacío……..así que nada definitivamente estaba fuera de la teta, así que he llamado al Dr. Colmenarejo, estaba entre operaciones en quirofano pero me ha dicho que si subía al hospital podía verme.

Venia de camino a casa Bea (mi angelito), Raquel B. y Rebeca, las dos primeras también enfermeras y la ultima compañera de batallas de este nuevo trabajo que es curarme. Así que he llamado a todas para que no vinieran, para Bea era demasiado tarde porque ya estaba en la puerta, como estaba allí, le he pedido que me acompañara al Servet……. pobre su mañana libre y yo la he llevado a su Hospital a pasar la mañana, como siempre mi angelito lo ha hecho con una sonrisa.

Me ha visto el Dr. Colmenarejo, siempre tan atento, hace que te sientas especial en su consulta, me tranquiliza y me anima un montón. Me ha quitado el drenaje y hemos comentado que la “mala gana” ya seria mas bien por toda la medicación que tomo que por la distensión del musculo pectoral. Ahora tengo gastritis, estoy bastante molesta, así que si voy aguantando disminuiré los anti-inflamatorios para evitar daños mayores.

Bueno pues eso que no hay mal que por bien no venga, porque me he hecho daño al sacarme el drenaje pero así, he salido a la calle, me he encontrado bien, al final me lo han quitado un día antes y me puedo mover mucho mas, mis due friends me han venido a ver pero me ha venido genial que fueran del gremio. Y con el follón de ir al hospital no me he tomado el analgésico que me tocaba a las 12 y he descubierto que estaba bien igual. Y lo mejor de todo…..mañana vendrá mi chiquitina!

Imagen de la cabecera de duncan

Anuncios