nievsin flores

Hoy ha sido un buen dia,por fin sin drenajes me he dado una ducha en condiciones, que gustazo! después he ido al Servet a pedir cita para que el martes me vea el cirujano plástico (últimamente hago mas horas en el Servet que algunas amigas mías que trabajan allí, jejeje).

Y de allí a casa de mi madre en Cuarte, me he sentado en la terracita de mi madre hasta que ha empezado a hacer calor, pero me ha dado el aire por lo menos un rato, que estos días en casa todo el rato con el aire acondicionado o el ventilador, me sentía encerrada. Al ir allí en coche todavía las rotondas me molestan, me duele cuando el coche hace giros bruscos.

He tomado mucha menos medicación, para evitar la gastritis y he pasado buen dia de poco dolor pero el dolor de estomago persiste.

Antes de comer ha llegado Paola!!! por fin, mas mona me ha dado mil besos y enseguida quería jugar conmigo, me han traído de Alberite huevos buenos y unos dulces típicos que se llaman cañas ( gracias Mª Jesús, estaban riquísimos, deben quedar un par solo para desayunar, jeje). Que subidón volver a tenerla cerca, que ganas tenia.

Por la tarde padre, abuelo y nieta a la piscina y yo a descansar un ratito, después han venido Sara, Emi y sus niñas Martina y Adriana a jugar en la piscina y hemos hecho allí una merienda cena, he estado un buen rato sentada en la piscina, al final de la tarde ya cansada me he vuelto a tumbar en el sofá con mi madre, mientras ellos apuraban la merienda y recogían.

Que gusto verlas jugar, que felices son las crías no tienen ni idea de lo difícil que es ser adulto, de las cosas horribles que pasan, de lo duro que es tener cáncer………. Para ellas 24h es una eternidad y lo único de lo que se preocupan es de a que van a jugar luego. Son geniales.

Cuando han vuelto a casa de mis padres Paola quería ir a dormir con ellas y la hemos dejado, la verdad es que yo no puedo atenderla y así puedo descansar mas y para ella es una juerga ir con sus amigas a dormir, así que las dos contentas (lo que si es mas trabajo para Sara y Emi…..gracias chicos!).

Se han ido las niñas y nos hemos quedado Israel, mis padres y yo viendo la tele, como no estaba la tragedia del tren de Santiago. Y después de ver a los familiares destrozados llorando, las victimas en el anden tapadas y todo el tren destrozado…… he dicho “ves mama, siempre hay cosas peores”.

Me siento viva, por poder retomar mi vida tras días duros de dolor y hospital, me siento viva de ver jugar y ver feliz a mi hija y me siento viva porque yo estoy pasando un trago duro, pero tengo la oportunidad de luchar y vivir, cosa que las victimas del accidente no tuvieron.

Imagen de cabecera de mi amor

Anuncios