El lunes estuve en la psiconcologa del hospital y aunque al salir de la consulta me quedo “haciendo la digestión” de todo lo que hablamos, si algo soy ademas de cabezona, controladora, planificadora…………. es muy bien mandada. María Eugenia me dijo que me diera tiempo, que me cuidara, que no me autoexigiera tanto.

Al salir estuve con “mi angelito” Bea, que me saco sangre y unas lagrimas ademas de un abrazo y un par de besos de esos que reconfortan. Por la noche llore largo y tendido con mi amor, que es mi pieza fundamental en este puzzle de 1000 piezas que es ahora mi cabeza, donde el ya tristemente celebre San Valentin se desmonto y ahora va volviendo a imaginarse el dibujo.

Ayer celebramos el cumple de mi padre y nos estuvimos riendo hasta que te duele la boca, que también destensa un montón y hoy he estado en el taller de relajación, me ha costado pero al final de clase lo he conseguido, estar absolutamente tranquila. Por la tarde también me he dado fiesta de niña, abu y abi han recogido a Paola que se va encantada a pasar la tarde con ellos y yo a descansar un rato mas tumbada con la manta eléctrica para ir soltando la contractura. Un rato de bufanda y después han venido Susana y Sergio nos hemos tomado un par de cañas al final de la tarde, con ellos la risa esta asegurada.

Mañana empiezo la rehabilitación para que me deje de doler la espalda y en cuanto se me pase empezare a hacer ejercicio, la fisio de AMAC GEMA me ha recomendado un centro donde hacen pilates terapéutico, las clases las dan fisioterapeutas que conocen y tratan con los ejercicios tus patologías, me quedo mas tranquila en manos de profesionales. Como le decía a Guru esta mañana si me dedico a cuidar mi espalda me olvido del resto.

Así que ha sido un gran día de fiesta!

Anuncios