flashbackAntes de la cirugia hay que hacer una serie de pruebas, unas son para el pre-operatorio (analítica, electro…..) que dicen cosas de tu estado en general y las revisa el anestesista y otras son para comprobar que la “teta buena” sigue siéndolo, es decir no se ve ninguna imagen rara, así que ayer fui a hacerme una mamografia y ecografía.

Me llevó Israel pero le dije que se marchara porque total, perder la tarde allí esperando, no se cuanto tardaría… y que esas pruebas no hacen daño, ni te pinchan, ni te mareas, ni nada…….Así que entre sola a la clínica.

Salió todo bien, no se ve ninguna imagen sospechosa, el viernes me dan los resultados, pero el médico ya me dijo y yo pude ver en la pantalla que todo estaba ok. Os cuento el resultado primero porque lo que me ocurrió en la sala de la mamografia, no tiene nada que ver con miedo o incertidumbre por lo que saldría.

Paso me desnudo, me acerco a la maquina, me aplastan la teta primero de arriba a bajo y luego de lado, se marcha la técnico de rayos de la sala para ir a revelarla, me pongo la bata y me siento………..de repente me faltaba el aire, no podía dejar de llorar, volver a estar allí 11 meses después del dia que me diagnosticaron fue horrible…… vi pasar todo aquel dia como en una película, imágenes rápidas pero muy claras de todo lo que paso y me dolió, me dolió mucho recordarlo. El cerebro tiende a enterrar las cosas que mas duelen para que deje de hacerlo…………pero de repente hay un botón que hace que salga de golpe.

Salí de allí hecha polvo, fui llorando un rato por la calle (di que llovía y se camuflaban las lagrimas, jeje), llame a Susana y me fui paseando hasta su nueva casa, así que ayer descubrí dos cosas que puedo andar mucho mas rato que antes sin cansarme y que lo pasé fatal el año pasado pero me dedique a ponerle una sonrisa y realmente hasta ayer no fui consciente.

Imagen de portada de Shabbir Siraj

Anuncios