muletas

Como viene siendo habitual el final de año siempre es apoteósico, súper contenta para correr por fin en la Carrera de la Mujer y el último entrenamiento antes de la carrera, me tropiezo en una baldosa rota de la calle y me caigo….. Esto provocó una contusión ósea fuerte sobre una fractura por estrés que tenía en la cabeza del peroné, así que la carrera tuve que hacerla en silla de ruedas. (Esto os lo cuento otro día).

Asi que fui con muletas unos días para descargar la estupenda lesión que la mala suerte y el tamoxifeno (por la descalcificación de los huesos) me dio.

Tengo que decir que aquellas personas que utilizan todos los días muletas para desplazarse merecen mi admiración, des

Lo más sorprendente fue que entrando al tranvía con una bolsa de pan en una mano y la tarjeta para pagar en otra se me cayeron estrepitosamente las muletas en la entrada del vagón y………NADIE ME AYUDÓ! Me dio mucha pena el género humano y no contentos con esto al subir nadie me cedió su asiento algunos por despiste ya que van ensimismados con el móvil o simplemente porque pensaron que podía estar de pie con dos muletas un bolso y el pan……Pena de civismo.

Unos días más tarde ya solo llevaba una muleta y subió una pareja de ancianos ambos con bastón……..pues la única que cedió su asiento fui yo!

Entonces vino un sueñor trajeado con tarjeta indentificativa de la empresa del tranvía e hizo levantar a otra persona, le pregunté porque y me dijo que era un nuevo servicio público para que se respetarán las normas de educación básicas en el tranvía. Que si alguien necesitaba el servicio solo tenía que llamar al timbre.

Pero que dieces????? Pagamos un sueldo público para que alguien nos recuerde que las embarazadas, las personas mayores o con movilidad reducida o si llevas un bebé en brazos te dejen sentar? Que cuando suba un carrito de bebé la gente se aparte o  simplemente la norma esencial de convivencia como es DEJEN SALIR ANTES DE ENTRAR!!! Me parece vergonzoso pero este amable caballero me dijo es que hija mía la educación se presupone pero hay muchos que se la dejan en casa por la mañana.

Este post lo tenía pendiente pero hoy una amiga en silla de ruedas ha hecho un “Langui” en Zaragoza, ante la la negativa del conductor de un autobús a bajar la rampa, se han puesto con un par delante del autobús. Todo mi apoyo Nuria! Algún día la accesibilidad será real porque gente como tú lucho por ello.

Anuncios