galletas bebe

Fue uno de los golpes mas duros al recibir la noticia, durante el tratamiento por supuesto no te puedes quedar embarazada (vamos no debes, poder si puedes, jajaja), pero lo que yo no sabía es que al finalizar, la quimio y la cirugía de extirpación y la de reconstrucción del pecho,(esto se estima mas o menos un año) tienes que tomar un tratamiento durante 5 años mas! Así que la suma es fácil este año cumplo 33+1 tratamiento+5 del otro= 39!

Muchos diréis y? incluso muchas de mis amigas tienen o están teniendo bebes con 38 y 39 sin ningún problema. Lo que pasa que ademas de la edad el tratamiento recibido disminuye las posibilidades de embarazo. No lo juzgo, dios me libre, cada uno elige cuando y como va ser madre. Mi problema es que no era MI PLAN! Yo me quede embarazada con 29 y mi intención era repetir este mismo año, así tener un par de hijos, incluso hasta 3 me atrevía, los niños se llevarían 3 años y medio o algo así.

Me ofrecieron la extracción de óvulos ahora antes de empezar la quimio, incluso la opción de extraer una parte de ovario para después reimplantarlo (vamos maravillas de la ciencia). Si no tuviera ningún hijo lo habría hecho sin duda, pero tras consultarlo con mi amor y mi familia, decidí que no iba a posponer la batalla que tenia que librar, por mi salud lo primero y lo segundo por mi chiquitina, es mejor tener una mama que dure muuuuchos años que la posibilidad de un hermanito cuando ella tenga 10 años.

La decisión estaba tomada  pero de verdad que fue muy dura, yo anhelaba otro bebe, repetir la experiencia de la maternidad (sabiendo que debe ser genial, porque de primeriza eres muy pava, jajaja). Y ademas estoy rodeada de embrazadas o recién paridas, claro estamos en edad de procrear!

Y justo en esos días en los que la decisión estaba tomada pero todavía dolía….. nacen los mellizos de mi amiga! Que bonitos son Raquel! y yo había quedado en prestarle una silla para el coche, así que tuve que buscar entre todas las cosas de Paola que estaban guardadas en el trastero de mi madre…….que mal rato, no podía dejar de llorar. La silla me la trajo otra amiga que la tenia en su trastero (gracias Elena!) (como veis mi casa ademas de tener “muchos” metros, tampoco tenemos trastero, así que “okupamos” los ajenos….jajaja con permiso eh?).

Mis citas en el hospital hizo que la sillita estuviera un para de días en mi pasillo y la verdad es que me hacia llorar solo verla, así que mi amor la bajo al coche donde ya no me hacia llorar y en cuanto pude se la lleve a mi amiga para dejar de verla (con ella también llore un poquito!)

Pero bueno como todo en esta vida cicatriza y hoy he estado encantada de estar con los preciosos mellizos, de preparar los regalos para las que van a dar a luz, y hablar de bebes y sus complementos que es un tema que me encanta.

Quien sabe cuando todo acabe igual me sigue apeteciendo y vuelvo a tener otro bebe, nunca se sabe, o a lo mejor con una niña de 10 vivo muy feliz y paso de liarme otra vez….

Una gran lección aprendida y algo bueno para añadir a las ventajas de este “BICHO” es que EL PLAN, no es inamovible  que puede ser muy diferente y muy feliz igualmente, que no todo se puede programar y que muchas veces como dice el sabio refranero “no hay mal que por bien no venga”

 Imagen de cabecera de La despensa del Gnomo

Anuncios