cropped-quirofano-21.jpg

Esta mañana tocaba Hospital, hoy era fácil consulta con el cirujano plástico para firmar el consentimiento informado de la operación, nada de pinchazos, ni goteros, ni pruebas desagradables. El Dr. Rodrigo muy amable como siempre, ha cursado toda la burocracia necesaria para ir a quirófano el día 18.

Por una parte estoy tranquila porque se que todo irá bien, que estoy en buenas manos y que después de pasar la quimio esto sera  “coser y cantar” jajajaja. Pero por otra parte esto de ser “cocinero antes que fraile ” (vamos trabajar en quirófano) en este caso no me da seguridad, esto de saber exactamente como funciona la cirugía, no  me tranquiliza. Se que luego estas plácidamente dormida y no te enteras de nada pero yo si se lo que estará pasando y en este caso no esta siendo una ventaja.

Después como siempre la incertidumbre es lo que mas me desestabiliza, hasta ahora ya le tenia el truco pillado, gotero, 5 días malos y 15 buenos, analítica, oncólogo y otra vez gotero. Descanso y después pañuelos a juego con la ropa y de paseo.

Pero ahora no se cuantos días estaré sin ver a mi pequeña, cuanto me va doler, como será de molesta la cicatriz, me podré mover, cada cuanto tendré que volver a curarme e hinchar el expansor….. Es otra vez novedad.

A ver, que no me obsesiona, no me amarga el día y yo sigo con mis actividades tan tranquila. Hoy buena siesta porque tenia agujetas del paseo de ayer y después de terrazas con Susana y Ana, como cualquier otro día de verano. Solo que cuando voy al hospital pienso estas cosas.

Mañana iré por mi trabajo, que les debo una visita y así podre celebrar con ellos que por fin se acabo la quimio!

Imagen de cabecera de mi compañero José Luis, nos las hizo con el móvil un dia trabajando. La de la izquierda es Paula y la siguiente yo.  Los demás solo se ve parte de su bata pero son Antonio y Alfredo.

Anuncios