querido 2013 1Toca hacer balance, son días de resúmenes y recuerdos y el mio ha sido laaaaargo y muy intenso. Sin duda es el año que mas he llorado en mi vida, tanto de pena como de alegría.

Son muchas las malas noticias y cosas feas que me han ido llegando, no solo a mi que ya conocéis la historia, sino también a mi entorno, dicen que hay rachas y esta es de las malas sin duda. No voy a enumerarlas porque nombrarlas no sirve para nada, solo son malos recuerdos que no hace falta revolver.

Hoy mi corazón esta con mi Tio Nando, ese que todas las mañanas durante este año complicado me daba los buenos días con su HOLA CARIÑET! Esta desde ayer hospitalizado, un ultimo susto al cuerpo para terminar el año. Así que hoy como el ha hecho todo este tiempo le digo PIANO PIANO, mucha paciencia en su recuperación y que se lo tome con calma……..vamos TEIKITISI!

A este año le digo adiós con ganas, necesito aire nuevo, pero también le agradezco las grandes lecciones aprendidas, las muestras de cariño de tanta gente, el ver como alguien que no esperas se vuelca contigo es genial, grandes amistades que han estado por encima de las expectativas y alguna pequeña decepción que tampoco va mal para ver la cara real de la gente cuando la necesitas. Sobre todo porque al borrarlas de la lista dejan hueco a un montón de especiales nuevas amigas que por compartir “año malo” tan cómplices han sido. Por supuesto a mi familia que han estado para todo, en cualquier momento, sin ellos todo habria sido mucho peor.

Habéis visto alguna vez una mascletà? pues mi sensación en este fin de año es igual que el final de una de ellas, los petardos van subiendo de ritmo e intensidad y cuando crees que no puede subir mas……..lo hace, y de repente…………el silencio………..los aplausos (ya sabeis que por mi tierra esto gusta y la gente aplaudimos, jeje). Pues esa sensación de sobredosis de realidad, malas noticias una detrás de otra, cosas graves a familiares y amigos cercanos, así ha terminado mi AÑO 2013!

Pero igual que las mascletas lo bueno es que se acaban y a este le quedan unas horas, ya no doy nada por sentado, cualquier cosa es posible. No creo en las casualidades, solo creo que las cosas que pasan pueden enseñarte (aunque sea a golpes).

Lo importante, lo único realmente importante es poder contarlo, es decir que todas las malas noticias con su sufrimiento y lagrimas incluidas, tras un tiempo se van solucionando. En esta vida todo tiene solución menos la muerte! Así es que si sigo escribiendo y os puedo seguir contando es porque sigo por aquí!

Al año que viene le pido MUCHAS BUENAS NOTICIAS! Y que si tienen que ser malas……..que acaben igual de bien que las de este año!

Anuncios