Me parece que Noviembre es el mes “RE”, el año pasado también tengo una entrada donde hablaba de todos los RE que empezaban entonces, y este año a tocado la RE-incorporación a la vida laboral RE-MUNERADA. Porque las mamas trabajadoras tenemos 3 jornadas de trabajo, y solo cobramos en una de ellas. La de colaborar en casa y cuidar de mi hija ya me RE-incorpore en Junio y ahora me ha tocado volver a mi trabajo de enfermera.

Os conté el primer día de trabajo, fue un subidon volver, estar con mis compañeros (que varios son grandes amigos) y sentir que nunca me había marchado, pero después de los grandes subidones vienen los grandes bajones, esto forma parte de esta intensa forma de vivir las emociones que me ha dado el cáncer.

Volver a trabajar fue RE-conectar con mis limitaciones, ver que mi energía diaria se agota un par de horas antes (a las 19h ya me fundo), aunque mis compañeras hacen que todo sea muy fácil para mi, veo todas las cosas que No puedo hacer, las que acabare haciendo y las que nunca volveré a hacer.

Tuve que pedir cambio de puesto para los días que hay mucho trabajo porque el ritmo de quirofano es agotador y no puedo seguirlo (de nuevo agradezco a mis compañeros el esfuerzo de mimarme). El primer día que hubo trabajo a ritmo normal vino Israel a buscarme porque no podía ni conducir……..totalmente fundida.

Ademas todo el tiempo que dedicaba a cuidarme (cocina sana, ejercicio, yoga………) y que tanto bien ha hecho para mi RE-cuperacion física y sobre todo emocional, lo he perdido! Ahora tengo limitado hasta el tiempo de descanso. Todas estas cosas hacen que sea difícil la RE-adaptación. Y me hacen pensar esto se va acabar algún dia??

Ademas coincidió en el tiempo con la RE-visión periódica, que tanto desestabiliza de cabeza, me quedan un par de especialistas todavía, Plástica y Radioterapia que tocan la semana que viene. Todavía no es definitivo pero es posible que toque RE-intervenir la RE-construcción. Se ha encapsulado mi prótesis y tengo una RE-tracción de la mama importante, me molesta el brazo y me duele el pectoral. Así que necesito la valoración de todo el equipo medico para decidir el plan de acción.

Con esta cirugia no contaba pero lo importante es que la RE-visión salio todo perfecto,  ni rastro de tumor en las pruebas y eso y el cariño recibido por mis compañeros compensan el agotamiento. Seguro que dentro de poco os cuento que ya estoy totalmente RE-colocada!

Anuncios